Ao Haru Ride

Comencé a leer Ao Haru Ride hace ya algunos ayeres, cuando la historia todavía no iba ni por la mitad, pero como soy de esas personas miento, soy un conejo, después de todo que no soportan la espera, irónicamente decidí detener mi lectura (o sea, esperar todavía más) hasta que este delicioso manga estuviese terminado ¡Y por fin ha llegado el día! Ahoharaido ya tiene un rato finalizado, pero como le había perdido la pista no se me había hecho terminarlo hasta ahora.


Sinopsis

Durante sus días de secundaria, Futaba Yoshioka no logra congeniar del todo con sus compañeras, más que nada por llamar la atención de los muchachos por ser guapa; sin embargo, el único chico que le interesa a Futaba es Kou Tanaka. Ambos se gustan a pesar de ser demasiado tímidos para demostrarlo, pero justo cuando comenzaban a acercarse, Kou se marcha de la escuela, dejando inconclusa su historia con Futaba.

Una vez en preparatoria, Futaba decide reiniciar su vida y comportarse lo menos atractiva posible para evitarse malentendidos con sus nuevas amigas, además de que vuelve a encontrarse con Kou, solo que ahora él es muy diferente de lo que ella recordaba.


Autor: Io Sakisaka

Género: Romance, drama, comedia, recuentos de la vida

Demografía: Shojo

Volúmenes: 12

¿Finalizado? ¡Sí!


Opinión

A pesar de estar lleno de clichés y momentos un tanto desesperantes, este ha sido uno de los pocos shojos románticos que de verdad me ha gustado desde hace mucho, mucho tiempo.

No sé qué clase de magia haga esta autora, porque todas y cada una de sus historias me han encantado (yo la conocí con Strobe Edge). De alguna manera, Sakisaka consigue que argumentos que se han repetido hasta la saciedad en infinidad de mangas (seamos sinceros, sabemos que una excursión escolar siempre conlleva un extravío o una torcedura de tobillo, o ambos) resulten frescos, atractivos y creíbles. Sin mencionar, claro, el precioso arte de cada una de sus páginas, que de hecho fue el motivo principal por el que comencé a leer el manga.

Si tuviera que elegir una palabra para describirlo sería adorable. Por lo general le rehúyo a las cosas cursis, pastelosas y tiernas, pero aquí la ternura me pareció aceptable; incluso los dos triángulos amorosos (porque la autora no se conformó con uno, sino que supo manejar DOS) tuvieron sus buenas dosis de adorabilidad. Aunque si hay algo que tengo que reconocerle a Aoharaido es su manera de hacer que hasta los más insignificantes momentos estén cargados de sentimientos y se conviertan en entrañables. Imagino que todo gracias a la magia de la que hablé antes.

O sea, esta fue mi escena favorita

O sea, ésta fue mi escena favorita

Aoharaido además se lleva un punto extra por tener a la amistad como tema central durante una buena parte de su trama sin que se viera demasiado eclipsado por el romance. No muchas historias nos muestran la diferencia entre amistad falsa y verdadera y lo difícil que puede resultar renunciar a la compañía por querer ser fiel a uno mismo.

ao-haru-ride-mangaTenía ya mucho tiempo que un grupo de personajes shojo no me hacía emocionar, enternecer y entristecer con sus desventuras. Extrañamente Futaba es una de las pocas (si no es que la única) protagonistas de un manga escolar que de verdad me ha parecido simpática; es extraordinariamente fácil identificarse con ella (o al menos lo fue para mí) y logró agradarme un poquito más que sus amigas. A veces los secundarios son mucho más interesantes que el mismo protagonista, pero en esta ocasión no fue ese el caso. Todos aquí son simpáticos, adorables e interesantes a su manera.

Pero a partir de este punto es cuando comienzan los spoilers, y es que de algún modo tengo que sacar todas las emociones encontradas que me provocó El Chico. Porque todas las historias de amor tienen un chico (o dos, o más), pero aquí el chico en cuestión tiene mención especial por provocar un bajón casi instantáneo en mi medidor de adorabilidad.

No voy a negar que, con todo y su actitud bipolar y confusa, Kou tiene encanto, sin embargo, desde la aparición de su amiguita NarumiHP_AHR_35 todo se fue al traste. Cada vez me costaba más pasarle las patanadas, y si me sentí identificada con Futaba fue porque yo también conozco esa sensación de no poder dejar de querer a alguien a quien no le queda otro título más que el de hdp. Entiendo que el pobre estuviera bastante dañado por la muerte de su mamá, pero no creo que esa sea suficiente justificación para todo lo que hizo. Si al final le eché porras a Kou para recuperar a Futaba fue sólo porque la pareja que ella hacía con Kikuchi me gustaba todavía menos.

Hablando de Kikuchi, el tercero en discordia… Por lo general tengo una especie de debilidad por los segundones, esos que por más que luchan nunca consiguen quedarse con la chica, pero Kikuchi no fue uno de esos. No me pareció un mal chico, era dulce, tierno y de verdad estaba enamorado (¡y estaba en una fucking banda!), pero no alcanzó a tener el encanto de Kou. Muchos lo tachan de aprovechado y oportunista por salir con Futaba sabiendo que ella estaba dolida, aunque ¿No hizo Futaba lo mismo? Ella aceptó salir con Kikuchi para tratar de olvidarse de Kou y prácticamente se obligó a fingir sentimientos, por lo que era obvio que esa relación no iba a tener ningún futuro; y aún con todo, el comportamiento de Kikuchi me pareció bastante maduro ya que, como novio de Futaba, podría haber tomado una actitud diferente respecto a la relación entre ella y Kou, pero meeeh… Sólo en los mangas se pueden encontrar chicos que pecan de comprensivos por amor. Aunque no todo está perdido, ya que la autora dejó un pequeño hint de que al final Kikuchi podría volver a encontrar el amor.

La verdad es que si tuviera que quedarme con uno sería Tanaka sensei, porque él sí que elevó mi medidor de adorablidad hasta las nubes y amé todas y cada una de sus sudaderas (sólo por si la curiosidad no les dejaba dormir). Y el premio a la mejor pareja sin duda se lo lleva ésta; esa escena sabor a chocolate de ambos me enamoró.

large (21)

En fin, ahora que me he desahogado quiero agregar que, pese a sus altibajos, me parece que todos los personajes maduraron y evolucionaron para bien; darse cuenta de sus errores, enmendarlos y darle una resolución a sus sentimientos no es cosa fácil, pero ellos lo consiguen. Y que el final me dejó enternecida y sonriendo como boba.


Conclusión

Como sea, Aoharaido es un manga ampliamente recomendable si te gustan las historias con la dosis exacta de drama, romance, comedia y sobre todo adorabilidad. Pero si eres de esos (como yo) que ya se han rendido con el shojo ¡tienes que darle a éste una oportunidad! Definitivamente te hará recuperar el gusto por este género. large


Puntuación:

9

Cuatro conejos. 

Anuncios

3 comentarios en “Ao Haru Ride

  1. Wandever dijo:

    Al fin puedo leer y comentar esta entrada, recién hoy terminé de leer el maga y era la dosis de shojo que necesitaba. Debo decir que me dio pena por Kikuchi pero nunca me cayó del todo bien, aunque Kou no se portó de las mil maravillas, a veces tenía ganas de matarlo >:(.
    En si me gustó mucho el manga y me entretuve mientras lo leía.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      ¡Hola Wandever!
      Muchas gracias por pasarte. Es cierto, este manga te da la dosis de shojo que se necesita ❤
      Y estoy igual que tú, Kou también me sacó de mis casillas, pero a Kikuchi le faltó mucho de ese no-sé.
      Me dio gusto verte por aquí, nos estamos leyendo :)

      Le gusta a 1 persona

Comenta y haz feliz a un conejo bebé

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s