El Space Jam que Kuroko juega

Pues resulta que la Generación de los Milagros sí que es milagrosa, porque logró que me devorara completa una serie de tres temporadas que además es de deportes, género del cual no había conseguido tragar ni el primer sorbo.

Hasta ahora.


  • Título: Kuroko no Basuke/The basketball wich Kuroko plays
  • Género: escolar, comedia, drama, deportes
  • Demografía: Shonen
  • Director: Shunsuke Tada (dirección), Tadatoshi Fujimaki (guión)
  • Año de emisión: 2012-2015
  • Estudio: Production I. G.
  • Episodios: 75 (tres temporadas de 25 capítulos)

Al enterarme de la existencia de este anime hace un par de años, debo admitir que no podía importarme menos. Los deportes y yo tenemos una relación de profunda indiferencia, así que cuando de spokon se trata mi cerebro encuentra la manera de volver a dicho anime invisible; nunca me he visto Slam Dunk, Captain Tsubasa, Hajime no Ippo, Prince of Tennis e incluso abandoné Chihayafuru  (espero sus tomatazos).

Pero entonces apareció mi hermana y fue tan, pero tan insistente en que viera con ella esta serie que no me quedó de otra más que dar mi brazo a torcer. Ahora el problema es que voy a tener que empezar a tomarme sus recomendaciones con “seriedad”, porque esta serie me supuso una sorpresa asombrosamente grata.


Welcome to the Space Jam!

El argumento de Kuroko no Basuke nos transporta a un universo paralelo inspirado en nuestra época actual, en donde el transcurrir del tiempo es relativo, las leyes de la física van y vienen y en donde sólo aquellos que tengan el cabello y los ojos de algún color imposible pueden triunfar en el deporte. Esperen… ¿Que no es un universo paralelo? Vaya.

En fin, la historia sigue a Kuroko Tetsuya, el jugador comodín del equipo de basquetbol de la secundaria Teiko, en donde compartía la cancha con la llamada Generación de los Milagros, un selecto grupo de sendos prodigios del deporte que consiguieron reconocimiento tras mantenerse invictos durante toda su estadía en el equipo. Ahora que están en preparatoria los integrantes de la generación milagrosa se han separado y convertido en rivales, así que Kuroko buscará derrotarlos para demostrarles el verdadero significado del baloncesto mientras ayuda a Seirin, su equipo actual, a alcanzar la victoria.

Considerando que es el primer anime de deportes que he tenido el gusto de ver en realidad no tengo fundamentos para justificar lo que estoy por decir, pero aunque la trama sigue la misma pauta de cualquier spokon (ya saben, sea cual sea el deporte en cuestión, la meta es ser el número uno de Japón) me parece que esta serie en particular tiene unas sutiles diferencias:

La primera es la intención del protagonista; el equipo principal quiere ganar, sí, y se esforzará hasta el final para conseguirlo, no obstante el verdadero objetivo de Kuroko es demostrar a la Generación Milagrosa que la manera en la que juegan al básquet no es la correcta, y la mejor forma de probarlo es venciéndoles en su propio juego. La segunda es que me sorprendió no encontrar un solo personaje aquí que sea novato en el deporte, pues incluso los “menos habilidosos” tienen experiencia previa en el baloncesto, así que la trama se ahorra ese camino en donde el protagonista comienza desde cero.

Personalmente eché un poco de menos ver a alguno enamorándose poco a poco del básquet pero, aunque poco usual, esta fórmula resultó efectiva. La historia nos muestra una carrera ya avanzada, mas de este modo sus orígenes provocan una curiosidad apremiante.

En cuanto al argumento, si bien es fluido, también es bastante lineal, repetitivo e incluso un tanto predecible (sabemos que siempre tienen que ganar los buenos), sin embargo la gran fortaleza de la serie radica en su sustancioso catálogo de personajes. Y vaya que tenemos personajes aquí, de sabores y colores para todos los gustos, cada uno con la suficiente complejidad como para despertar interés, y cada uno con un superpoder talento especial que convertirá a su respectivo equipo en un hueso considerablemente duro de roer.

Claro que con tal cantidad de personajes es comprensible que unos destaquen más que otros (debido al color de su pelo). Por un lado tenemos a Seirin, el equipo al que pertenece Kuroko, el cual a pesar de su muy reciente formación ha conseguido dar batalla a los equipos más curtidos gracias a Kagami Taiga, un apasionado jugador cuyo talento rivaliza con la Generación de los Milagros.

Rainbow basket

Y luego tenemos a los antiguos compañeros de Kuroko, que son prácticamente insuperables: Kise Ryōta tiene la facultad de copiar hasta la más complicada jugada; Midorima Megane-kun puede encestar desde cualquier punto de la cancha, Aomine Daiki es un condenado super saiyajin del baloncesto, El Titán Colosal Murasakibara es anormalmente alto y solventa una defensa inquebrantable, y Akashi Psycho-kun, el capitán de la generación milagrosa, posee habilidades tan fenomenales que me resultan imposibles de describir (lo siento T_T).

Finalmente, pero no menos importante, está Kuroko, especializado en kamehameha hacer pases; aunque no son pases cualquiera, ya que el chico se vale de su poca presencia en la cancha para despistar a su contrincante, ganándose así el título de jugador fantasma. Cabe mencionar que los integrantes de los diversos equipos también cuentan con su propio repertorio de capacidades.

Ahora bien, sabemos que los jugadores no están dando sus primeros pasos en una cancha (excepto el adorable Furihata) y que son veteranos en el mundo del basquetbol, así que lo que los partidos nos ofrecen son alucinantes duelos titánicos con un impresionante despliegue de energía, destreza y escenas cardiacas que asustarían a la más consolidada estrella de la NBA. Vamos, que si Goku, Naruto y Luffy un día decidieran jugar al básquet sus partidos se verían iguales a los de Kuroko y compañía.

Sin importar cuán pronosticable resulte la historia, los partidos jamás se tornan aburridos y en ellos todo puede pasar; siempre habrá una nueva jugada que sorprenda y la mayoría del tiempo no solo los protagonistas sino todos los jugadores deberán sudar sangre para derrotar a sus poderosos oponentes, de modo que la adrenalina está 100% asegurada.

KAMEHAMEHAAA!

Hasta donde sé, los aspectos que más críticas han generado son la espectacularidad y la duración de los partidos; y no es para menos, ya que estos pueden extenderse casi tanto como la travesía de los caballeros de bronce por las doce casas, no obstante eso permite que todas las jugadas sean exprimidas al máximo y que incluso un inexperto (como yo) pueda comprenderlas; aunque en ocasiones la explicación de algún movimiento se alarga demasiado y corta el ritmo del juego. Y hablando de jugadas, si bien la mayoría de ellas harían que Isaac Newton se revuelque en su tumba, muchas otras no son tan descabelladas como parecen; al menos no según mi hermana, una exjugadora del deporte en cuestión que tuvo la cortesía de explicarme lo que no entendía.

Obviamente, como buen spokon, todo esto viene bien aderezado con el sentimiento de amistad, compañerismo y superación que los personajes irradian, pues aunque en general son basquetbolistas de alto calibre, ningún talento se compara al trabajo en equipo.

En cuanto a la animación, esta resultó ser más que satisfactoria. Tuvo alguna que otra baja en los detalles pero ya que aquí la prioridad son los partidos supongo que esto se le puede perdonar, porque todas las jugadas están expuestas de manera bastante atractiva y les dedicaron toda la calidad que merecían, mientras que la intensa paleta de colores se encargó de acentuar el dinamismo.

Sin embargo respecto a la música no tengo mucho que decir. La banda sonora hizo un buen trabajo propiciando el ambiente adecuado para cada ocasión, pero no tiene un tema realmente notable. Aunque los opening y ending son otra historia, pues con tantos capítulos en su haber, la serie cuenta con una vasta colección de canciones que complacerán a más de uno; a mí me volvieron seguidora de GRANRODEO y en el remoto caso de que les pique la curiosidad, pueden pinchar aquí y aquí para saber cuales fueron mis favoritas.


Ouch, esto ya parece una tesis, pero fangirlear meter tres temporadas en una sola entrada no es tan fácil. Tranquilos, que ya casi termino.

Los bajitos dominaremos el mundo

A pesar de que esta serie tiene infinidad de cuestiones altamente criticables (argumento plano, jugadas irreales, la ASQUEROSA VOZ de la pelirrosa…) yo la disfruté a lo grande y la mayor parte del tiempo me tuvo al borde del asiento y gritando histéricamente.

Probablemente uno de los puntos que consiguió cautivarme fue el hecho de que los personajes más bajitos resultaran ser tan badass (Kuroko y Kasamatsu son la onda, ¡pero el diminuto Psycho-kun es el final boss!) y que el protagonista tuviese la virtud de hacer brillar a los demás mientras él permanece en las sombras me pareció un giro interesante —incluso me llegué a preguntar por qué la serie no se llamaba Kagami no Basket—, pero no hay duda de que al final Tetsu supo resaltar a su manera. No obstante, aunque me encariñé con los carismáticos integrantes de Seirin y su entrenadora, mi corazón está con Kise y su copia perfecta.


Para terminar (¡por fin!) solo quisiera añadir que el final de KnB me provocó una tremenda depresión post-anime. Definitivamente no es ninguna revelación, pero todo aquí es desbordante, un vibrante torbellino de colores, jugadas, camaradería, motivación, comedia, tensión y una pincelada de surrealismo que resulta ideal tanto para aquellos que quieren dar sus primeros pasos en series de esta temática como para los que ya disfrutan del género. Si todos los animes de deportes son así entonces ¡Bienvenidos sean!

P.S. Kasamatsu is the BEST

Anuncios

13 comentarios en “El Space Jam que Kuroko juega

  1. imstreiker dijo:

    No soy un fan de los animes de deporte, pero el basket es uno de mis deportes favoritos y este me llamo mucho la atención, actualmente llevo 14 capis de la primera temporada y me esta encantando, quizá me tome un tiempo terminarlo pero son detalles XD

    Saludos!

    PD: KUROKO ES VASURA, NAH IN THE WORL SUPERA A JANAMICHI SACURAGI Y ENSLAN DANC! LARGA BIDA A JANAMICHI! (no sabes lo que cuesta escribir con faltas de ortografía)

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      Aprecio mucho tu esfuerzo por escribirme con faltas de ortografía, sé bien que mientras más trabajo cuesta leerse, más trabajo costó escribirlo XD
      No sabía que te gustaba el basquet, pero si a mí, que no sé nada de deportes, me gustó, imagino que para los que ya saben debe estar buena; el único pero que le encuentro es que la serie es muy larga y a veces el tiempo como que no da :P
      Gracias por pasarte, un abrazo!!

      Me gusta

  2. Gin dijo:

    Una de las mejores reseñas de Kuroko no Basuke que he leído <3 me gusto mucho la entrada, es tan divertida y a la vez tan acertada lo que comentas que simplemente me dieron ganas de verla de nuevo.
    A mi me encantan los animes de spokon, aunque realmente no he visto muchos pero los que he visto hasta ahora me han gustado bastante. Es difícil recomendarte uno ya que los gustos son distintos en cada persona pero…en lo personal te recomiendo Haikyuu y Diamond no Ace (esté último no tanto y no es que sea malo, a mi me encanta, pero tiene algunas partes que pueden aburrir a uno o al menos eso leí por ahí xD).
    Los Op y Ed son fabulosos, yo no podría elegir mi favorito, el que tú hayas podido es increíble D´: las dos que pusiste son preciosas, Other self y Fantastic Tune <3
    Saludos!! <3

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      ¡Muchas gracias, Gin! Me sonrojas ^.^
      Con esta ya son dos recomendaciones de Haikyuu así que creo que eso ya la convierte en una de mis pendientes jeje, y sobre Diamond no Ace pues también le daré una oportunidad porque si a ti te gusta tanto entonces sus momentos buenos seguro que superan a los aburridos ;)
      Y pues de los op y ed me di cuenta de que esos eran mis consentidos porque los escuchaba al menos una vez al día XD
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

    • mishusina dijo:

      Ay, muchas gracias por tu comentario ♡
      Kise y su mala suerte XD tal vez por eso siento debilidad por él.
      Pues si te quedaste a pocos capítulos créeme que no te arrepentirás ;) el final es alucinante.

      Gracias por pasarte, un abrazo.

      Me gusta

  3. Jane dijo:

    Me he partido con varias partes de tu reseña, sobre todo con lo de rainbow basket y el kamehameha XD. Te ha quedado fenomenal y reflejas perfectamente lo que es esta historia.
    Sobreentiendo que has visto este anime del tirón, así que seguro que lo has disfrutado muchísimo más de lo que yo lo hice. Personalmente, creo que seguir un spokon semana a semana es criminal, sobre todo cuando los partidos se alargan. Seguí KnB semanalmente desde su segunda temporada y, desde mi experiencia, te garantizo que no es, para nada, lo mismo. Del tirón es como mejor bajan.
    A mí los partidos largos no me molestan. Lo que sí que no toleraba era ese exceso de superpoderes…. Lo de la última temporada ya me parecía de risa. En especial lo de Akashi, que como bien dices es el final boss (y un tarado de aúpa). Me gustó verle sufrir porque había echo llorar al niño bonito de Kuroko, así que tenía que pagar por sus pecados jaja.
    Tienes que escuchar las recomendaciones de tu hermana :P. Ahora que se acerca la temporada de otoño te recomiendo que veas Haikyuu!!, estoy convencida de que te gustará. El último spokon que vi fue Yowamushi Pedal y me enamoró. Me lo pasé demasiado bien viéndolo y, al acabarlo, sí que me quedó un vacío existencial.
    No me alargo más.
    Besos <3

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      ¡Jane! Qué feliz me hace tenerte por aquí, me alegra que te haya gustado la reseña ^.^
      Pues justamente la vi de corrido, no se me da ver series semanales :P pero creo que tienes razón, este tipo de cosas es mejor verlas en maratón porque cada dos por tres te deja en tensión y se pierde el ritmo.
      Y te entiendo, con tanto superpoder a veces sentía que me estaba viendo una serie de peleas o algo parecido; pero con Akashi… no sé, me esperaba ver más “acción” de su parte y yo también sentí una especie de placer culposo verlo sufrir (aunque está tan perturbado que me imagino que el pobre terminará en el psiquiátrico algún día XD).
      Muchas gracias por la recomendación, le tengo el ojo puesto a Yowamushi Pedal desde hace tiempo y si te gustó tanto ahora con mayor razón tengo que verlo.
      Que estés muy bien ♡ ¡Abrazos!

      Me gusta

  4. n8aya dijo:

    ¡Aloha guapaaaaa! Estos tipos de anime nunca me despiertan el interés.. no sé por que T____T con Chihayafuru me pasó lo mismo que a ti, la terminé abandonado.

    -y también intenté ver Free! pero nada-

    Sin embargo me has llamado la atención ·-· eso de que hagan cosas tan… Espectaculares me llama la atenciión ^^

    Voy a darle una oportunidad y te cuento hermosa *-*

    Un achuchoooooooooooón enorme para ti <3

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      Jeje, tú eres de las mías, el anime de deportes no se nos da, aunque a Free! yo no lo llamaría de deportes, más bien son “chicos que nadan para tener una escusa para quitarse la camiseta” XD
      Pero si le das una oportunidad a Kuroko no creo que te deje indiferente, si no termina por gustarte al menos te sacará alguna risa con sus jugadas extremas :P
      ¡Qué gusto que ya estés por estos lares!
      Besooooooo ♡♡

      Me gusta

Comenta y haz feliz a un conejo bebé

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s