Let Dai

Si bien no suelo ser una asidua consumidora del yaoi, luego de vivir tantos años con una hermana hard fujoshi es prácticamente imposible no caer en las afiladas garras del boys love, ese género que la ciencia aún no puede explicar el por qué a las chicas nos gusta tanto. No obstante, admito que me ha costado bastante encontrar alguna obra dentro de este género que no sea un mero calco de las demás; pues al igual que cualquier otro género, el yaoi ya cuenta con sus propios y muy marcados estereotipos, de modo que si estos no están bien llevados uno se aburre de ver siempre lo mismo.

Pero entonces apareció Let Dai y el muy condenado se las arregló para destronar al que yo consideraba mi manga BL consentido.


  • Título: Let Dai
  • Autor: Won Soo-yeon
  • Género: Drama, escolar, romance, psicológico, shonen-ai
  • Año: 1995
  • Volúmenes: 15
  • Estado: Finalizado

Vayamos por partes, Let Dai no es un manga, sino un manhwa (manga coreano) y tengo que reconocer que no acostumbro leerlos mucho por aquello de que los nombres de los personajes (y de los mismos autores) me resultan imposibles de pronunciar y recordar, sin mencionar que muy rara vez el dibujo de un manwha ha terminado de convencerme; supongo que estoy más acostumbrada a los productos nipones, mientras que de Corea solo me suena el Gagnam Style y poco más. Shame on me.

Como sea, Let Dai es uno de los primeros trabajos de Won Soo-yeon, una autora mejor conocida por sus obras shojo de comedia romántica, de las cuales un par de ellas han recibido adaptaciones a series de televisión con una recepción considerablemente buena.

Ahora bien, pese a que el manhwa que hoy nos ocupa ya tiene sus buenos años de nacido (se publicó por primera vez allá por 1995), el arte no da la sensación de ser de antaño, sino que el dibujo es pulcro, limpio, precioso, con detalles y escenarios espléndidamente definidos; además, puede que se deba a mi gusto por la moda, pero suelo prestar mucha atención al vestuario en un manga y, por dios, el esmero que esta autora le puso a la ropa de los personajes es remarcable.

Por si esto fuese poco, el diseño de personajes también se merece una mención, pues aunque está repleto de bishies (tanto chicas como chicos) todos son perfectamente identificables e incluso tiene expresiones faciales propias. Uf, podría pasarme una hora hablando de lo mucho que me ha gustado el arte y debo decir que esta obra merece la pena solo por su bello dibujo.

Pero bueno, a todo esto ¿De qué va?

Todo comienza una noche cuando Jaehee Yoo, uno de esos típicos estudiantes modélicos que sacan buenas notas y evitan meterse en problemas, descubre a unos pandilleros tratando de asaltar a una chica y, como caballero que es, interviene para ayudarla. A pesar de que los escuálidos músculos de Jaehee no son rivales para los delincuentes, estos no consiguen completar el trabajo y terminan por irse con las manos vacías, por lo que Dai Lee, el peligroso líder de dicha pandilla, decide buscar al muchacho que le frustró sus planes para saldar cuentas con él. Por otro lado Yooneun, la chica que Jaehee defendió aquella noche, ha quedado flechada por su salvador sin saber que él es el novio de Eunhyung, su hermana menor (¿Ahora entienden lo de los nombres imposibles?).

Lo sé, parece una telenovela con polígono amoroso incluido y en realidad de entrada es un poco difícil de digerir. El primer tomo, aunque bastante intenso (hay peleas, vandalismo y violaciones) también es un tanto monótono y melodramático. Gracias a esas casualidades que solo ocurren en la ficción, en apenas un par de páginas Jaehee y Dai se enamoran perdidamente uno del otro a la vez que Yooneun (y Eunhyung, en menor medida) aparece como la tercera en discordia, todo en medio de una suerte de disputa de pandillas. Afortunadamente estamos ante una obra larga, así que si consiguen pasar el trago amargo de los primero capítulos, el resto será pura y llana gratificación.

Como en todo BL que se precie de serlo, la pareja protagonista está conformada por dos polos opuestos para dar pie al drama; Jaehee es un chico responsable y discreto (y un poquitín emo) que trata de hacer más llevadera la vida de su madre viuda, mientras que Dai es un rebelde sin causa (ligeramente psicópata) nacido en una familia rica y cree que el mundo entero intenta reprimirlo por lo que, a pesar de que ambos se quieren, en un inicio su relación incluso podría considerarse destructiva y sus contrastantes personalidades los llevarán a traicionar sus sentimientos en más de una ocasión.

No obstante, obviando el hecho de que se enamoraron prácticamente al instante, el vínculo entre ambos se siente profundamente real, cercano y definitivamente consigue transmitir el significado de un primer amor, a momentos apasionado y a momentos inocente, pero siempre sincero.

Aún así, la carga dramática no solo proviene del conflictivo temperamento de Dai o de la relación prohibida que supone un romance entre chicos, sino que el resto de personajes se verán arrastrados en la espiral de venganza, crueldad y agresión que se ha formado alrededor de los protagonistas, puesto que el argumento está compuesto de temas considerablemente serios. Sin embargo esto también ayudará a que se forme un sólido lazo de amistad entre los personajes principales.

En cuanto a los secundarios, estos resultan escenciales para el desarrollo de la historia. Pocas veces un elenco de secundarios tiene tanto peso en un argumento e incluso algunos tienen un trasfondo igual de interesante que la de los propios protagonistas. En especial sobresalen Eunhyung y Naru, la novia o mejor dicho exnovia, por obvias razones y el mejor amigo de Jaehee respectivamente. Cabe enfatizar que la evolución de todos los personajes es sorprendente, ya que se verán obligados a madurar debido a las constantes tragedias (oh, sí, esto está lleno de adversidades) que les tocará vivir.

A mi parecer hay un par de puntos dignos de mención por alejarse un poco de lo que se suele encontrar en estos tópicos:

Por un lado por fin podemos notar que la relación de los personajes con sus familias es significativa; los padres no están solo de adorno, no son perfectos y su influencia es palpable en el comportamiento y las decisiones que los jóvenes toman a lo largo de la historia; y por el otro, admito que no soy una gran conocedora del tema, pero a mí me sorprendió el protagonismo que se le dio a las chicas, sobre todo considerando que se trata de una obra BL, en las que por norma general solo se resaltan a los varones.

Aunque es catalogada como shonen-ai (el cual, según la buena Wikipedia, se refiere a una relación entre chicos jóvenes centrada en el romance inofensivo y la inocencia) en realidad de inocente no tiene un pelo, pues a pesar de la total ausencia de sexo explícito toca temas bastante maduros como la intolerancia, violaciones, violencia doméstica, delincuencia juvenil y depresión retratados de manera objetiva, de modo que su contenido dramático no es gratuito ni forzado. Sin embargo también cuenta con momentos enternecedores que se dan de manera natural y elementos cómicos de lo más sutiles, generando una verdadera montaña rusa de emociones.


De no ser por las pequeñas inconsistencias en los primeros capítulos, Let Dai se ganaría el título de obra maestra. Las situaciones manejadas aquí, tanto buenas como malas, son desgarradoramente realistas y la evolución de los personajes es estupenda (que uno sienta ganas de descuartizar a Dai un personaje al principio y al final te provoque deseos de abrazarlo tiene mucho mérito); en resumen, una historia muy completa y con la dosis ideal de drama, dureza y romance que dejará satisfecho a cualquiera que disfrute del género.

Anuncios

16 comentarios en “Let Dai

  1. Winter Brook dijo:

    ¡Vaya! Qué diferente de otras obras yaoi, yo me he leído algún que otro manga de ese género, pero ninguna me ha logrado gustar demasiado, son todas muy parecidas las unas a las otras, pero esta es impresionantemente original en cuanto a argumento se refiere, el dibujo también me agrada bastante, como tú bien dices, está pulcro y bonito. Por cierto, ¡ya era hora de que los padres aparecieran en alguna obra!
    Me ha encantado tu reseña, me apunto el manhwa para leerlo lo más pronto posible, me has dejado con muchas ganas de leerlo :)

    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      ¡Hola Winter!
      Sé cómo te sientes, yo tampoco leo mucho yaoi por lo mismo de que últimamente todos son iguales, pero este de verdad que tiene algo, es muy realista ^^ Y, bueno, el dibujo es precioso, ya te digo que solo por el dibujo vale la pena jeje. Espero que te guste.
      ¡Muchas gracias por pasarte! Un abrazo ;)

      Le gusta a 1 persona

  2. imstreiker dijo:

    Esto me recordó a una horrible historia que ocurrió en mi colegio:
    Una compañera (fugoshi claro) le dio una obsesión algo extraña conmigo y un compañero y nos pasaba shipeando todo el maldito día y lo peor es que no se los guardaba, nos decía que nos shipiaba y nos decía sobre como sucedía, era realmente bastante perturbador :l desde ese momento me dan miedo algunas fugoshis .___. (no todas claro)

    pd: yo no puedo ni recordar nombres de personas que vengo conociendo y me voy a recordar nombres coreanos xDDD

    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      Hasta ahora se me hizo responder, pero creo que el mini cómic de twitter lo dijo todo XD
      Aún así, supongo que tu compañera es el perfecto ejemplo de lo que la palabra “fujoshi” significa (es algo como mujer podrida o algo así); es que, vamos, una cosa es que te guste el romance entre chicos y otra muy diferente ver romance en donde en realidad no hay…
      Y si puedes con los nombres coreanos, los demás serán pan comido ;)

      Le gusta a 1 persona

  3. estilodefreepass dijo:

    Oye eso de los nombres igual influye… a medida que iba leyendo la historia, me costaba recordar el hombre y la mujer xD sin duda se ve interesante que los papás no sean un adorno de la historia … ya que muchas veces no tienen una intervención relevante.

    Y la gif del final, resume muy bien lo que sientes! ;) saludos!!

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      Sí, los nombres son todo un caso, a mí me pasó que terminé llamándolos “el rubio, la chica morena” etc. porque no se me daba recordarlos XD además como cuesta bastante encontrar alguna historia con padres relevantes (o sea, siempre son importantes y nunca los muestran) ciertamente le da un toque más realista al cómic. Y al terminar de leerlo quedé exactamente igual que el gif jaja.
      ¡Un abrazo! Gracias por la visita ;)

      Le gusta a 1 persona

  4. Angelique dijo:

    Woah! Un añejo manhwa yaoi, desconocía totalmente que este género existiese en los manhua y manhwa. Tan acostumbrada a los hard yaoi y shounen-ai que traduzco que esto viene muy de perilla. Así que me lo apunto ;) Gracias

    Le gusta a 1 persona

  5. Jane dijo:

    Este manhwa se va directo a mi lista. Todavía no he leído ningún cómic coreano, así que será una experiencia interesante.
    Tiene el aspecto de ser una historia que me gustará… Además, me encanta que cuiden el apartado visual y sobre todo la ropa. Siento que le da un toque más personal, y como fan de la moda que soy me maravilla.
    Ya me gustaría a mí tener una hermana mayor que me recomendara mangas yaoi porque estoy muy verde en el género XD.
    Con lo que has dicho de la montaña rusa de emociones, me resulta imposible dejar de recomendarte “En la misma clase” (o “Doukyuusei” en japonés): ¡me sentí igual! Ya sé que lo recomendé en el vídeo, pero ya que estábamos… Es una historia corta y superdulce.
    Si algún día quieres hacer una entrada hablando de tu exmanga yaoi consentido también me encantaría leerla :p
    PD: yo también soy incapaz de memorizar los nombres coreanos. Me suenan todos iguales.
    Besos <3

    Le gusta a 1 persona

    • mishusina dijo:

      ¡Hola Jane!
      Pues como introducción al manhwa creo que esta es la opción ideal, y viendo que disfrutas tanto del dibujo de calidad aquí te llevarás una muy grata sorpresa ^^ Si bien se asemejan mucho (ambos vienen en formato blanco y negro) en el manga coreano el sentido de lectura es occidental, de izuierda a derecha. Aunque, bueno… los nombres son de otro nivel XD
      Jo, En la misma clase es uno de los muchos mangas que guardé del video (junto con Oyasumi Punpun), pero ahora que lo pones así entonces va a subir peldaños en la escala de prioridad jeje.
      Y aunque suene raro, mi hermana no es mayor sino menor, debería ser al revés XD
      Un beso, Jane, mi gracias por pasarte ♡

      Me gusta

Comenta y haz feliz a un conejo bebé

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s