A toda madre

Como seguro ya se habrán dado cuenta, uno de mis más asombrosos talentos es llegar tarde para todo; citas, cumpleaños, hasta días feriados, nada está a salvo de la impuntualidad de Mishusina. Esto no significa que me haya olvidado por completo del renombrado Día de las Madres (el cual celebramos el 10 de mayo por estos lares), sin embargo aunque comencé hace algunos ayeres una entrada especial para dedicar a la mujer más importante de nuestras vidas, por ciertas cuestiones que incluyen la falta de internet, problemas de salud y bastante desidia no conseguí terminarla hasta ahora.

Seguir leyendo